Limitar el Tamaño del Estado es una Necesidad y un Deber Ciudadano: El ejemplo de James Madison y los llamados “Ensayos Federalistas”

limitar-tamano-gobierno

Resulta de curiosa lectura la gran cantidad de mitos que hoy en día inundan el discurso político, académico y civil en torno a la necesidad de un estado interventor que se caracteriza en planificar de manera central, las distintas esferas que componen el mercado. Así por ejemplo tenemos casos y argumentos mal fundamentados como el clásico llanto popular hacia las ineficiencias de un ”capitalismo salvaje” que tiene como mantra una exposición Darwinista de la que solamente sobrevive el más fuerte. Nada más lejos de la realidad. En un sistema de cooperación social, fundamentado en acciones voluntarias, típicas de un mercado no intervenido, ambas partes involucradas en dicho intercambio resultan beneficiadas. En caso contrario no ocurriría dicha transacción entre dos o más partes, que vienen siendo los participantes individuales en un mercado.

Continue reading

Advertisements

La Banca Descentralizada no es una Utopía: Casos Históricos desde la Antigüedad hasta la Modernidad le Avalan.

En el post anterior estuvimos investigando y desmitificando la noción de que la institución mejor conocida como Banca Central tuviera su origen en la necesidad de que los aparatos estatales regularan un sistema monetario y financiero que intrínsecamente  e inherentemente estaba expuesto a crisis financieras, pánicos bancarios e inestabilidad monetaria. Tal como fue explicado, la razón de ser de la creación de un banco central que monopoliza las emisiones de billetes, tiene su fundamento en la prerrogativa fiscal, es decir, la creación de un banco central históricamente responde a la necesidad de los gobiernos para financiar los gastos mediante la emisión monetaria, que solamente puede ser monopolizada mediante la aplicación de las leyes de curso forzoso que hasta el día de hoy continúan vigentes en la gran mayoría de los sistemas monetarios y bancarios de la modernidad.

Continue reading

Uber, el gobierno, el sindicato y la ley

Por Juan Williams*

Uber Panamá cumplió 2 años de operación continua en el país. Dos años que han significado para la compañía ganarse un puesto importante dentro de las opciones de uso de la ciudadanía, y en el que a diferencia de otros países donde desde el anuncio de inicio de operaciones se han visto en una compleja situación de persecución, en Panamá el conocimiento del gremio de taxistas era casi nulo en su entrada en operación, pero desde septiembre de 2015, el sindicato de taxistas ha exigido al organismo regulador, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), que detenga la operación de la plataforma, ya que es “ilegal”.

Continue reading

Sobre el Gasto Público: Es el Emprendedor quién impulsa el crecimiento económico genuino, no así, el Estado.

“Una política de gasto deficitario socava el fundamento de todas las relaciones interpersonales y los contratos. Es contraria a todo tipo de ahorro, prestaciones de seguridad social y las pensiones.” – Ludwig von Mises. La planificación de la Libertad, p. 89

“El gasto del gobierno no puede crear puestos de trabajo adicionales. Si el gobierno proporciona los fondos requeridos por gravar los ciudadanos o mediante préstamos del público, se suprime por una parte,  muchos puestos de trabajo que ya han sido creados.” – Ludwig von Mises.  Caos planificado, pp. 20-21

MisesLibrary-1

 

 

En los últimos meses he leído, escuchado y analizado noticias y diálogos entre distintas personas, aseverando que la economía panameña está “parada”, “lenta” entre otros adjetivos. También se afirma que esto es resultado directo de que el actual gobierno no está haciendo “nada” al respecto para impulsar la economía, como si se tratara de fichas de ajedrez que el Estado simplemente puede mover por doquier y por arte de magia, la actividad económica aumenta o disminuye dependiendo del deseo del gobierno de turno.

Continue reading

Gobierno obeso, socialismo y pobreza

Por John A. Bennett N.

El socialismo está íntimamente ligado al tamaño del Gobierno debido a que, por su naturaleza, el Estado está dotado de todas las ventajas frente a los ciudadanos; un clarísimo ejemplo de ello lo tenemos plasmado en nuestra Constitución, artículo 282, cuando establece que: “El ejercicio de las actividades económicas corresponde primordialmente a los particulares; pero el Estado las orientará, dirigirá, reglamentará, reemplazará o creará, según las necesidades sociales…”. Como podrán ver, resulta burlesco que luego de advertir que las actividades económicas son propias de las personas –igual que respirar, caminar, comer y tal– el Estado tendrá la potestad de hacer lo que le venga en gana con ello. Obviamente, entonces la economía deja de ser asunto de las personas y pasa a ser asunto de los políticos. Continue reading