Some thoughts on policy normalization and the Fed

Federal Reserve

November is an interesting month in Washington, D.C. for Economists, Researchers, Policy Analysts and overall, for those interested in the world of ideas. For example, during the month of November, one can attend interesting academic events and listen to prominent scholars at the Annual Dinner of the National Economists Club, or attend several events at think thanks in the area. This year, Washington, DC had the exceptional experience of being the official site of the Southern Economic Association‘s Annual meetings as well as the Annual meeting of the Society for the development of Austrian Economics, where some of the most talented scholars and students gather to present and discuss relevant research on different fields within the science of economics.

Continue reading

Advertisements

La Banca Descentralizada no es una Utopía: Casos Históricos desde la Antigüedad hasta la Modernidad le Avalan.

En el post anterior estuvimos investigando y desmitificando la noción de que la institución mejor conocida como Banca Central tuviera su origen en la necesidad de que los aparatos estatales regularan un sistema monetario y financiero que intrínsecamente  e inherentemente estaba expuesto a crisis financieras, pánicos bancarios e inestabilidad monetaria. Tal como fue explicado, la razón de ser de la creación de un banco central que monopoliza las emisiones de billetes, tiene su fundamento en la prerrogativa fiscal, es decir, la creación de un banco central históricamente responde a la necesidad de los gobiernos para financiar los gastos mediante la emisión monetaria, que solamente puede ser monopolizada mediante la aplicación de las leyes de curso forzoso que hasta el día de hoy continúan vigentes en la gran mayoría de los sistemas monetarios y bancarios de la modernidad.

Continue reading

De ZIRP a NIRP

Hay una caricatura del gato Garfield en la que aparecía el perro Odie tomando una siesta con la típica nube que leía “ZZZZ…”. Garfield, molesto, lo empujó y Odie quedó de lado. En lugar de despertarse, las zetas de la nube también se giraron y quedaron en “NNNN…”. Si hubiese sido Condorito hubiera hecho ¡Plop!, pero Garfield solo miró al lector frustrado. 

Esto mismo parece que le ha ocurrido a los bancos centrales más importantes del mundo, que han pasado de una política monetaria tipo Zirp a una Nirp, es decir, de tasa cero (en inglés, zero) a una de tasa negativa sin que hubiese mayores cambios. No obstante, desde el punto de vista económico, es un fenómeno insólito. 

Por un lado, parece una fantasía. Imagine que pide una hipoteca y en lugar de pagarle intereses al banco, el banco le paga a usted por haber decidido tomar el préstamo con ellos –no se confunda, todavía tiene que pagar la porción de capital de la letra, pero al final termina pagando menos que el capital original del préstamo–. Esto ya le está sucediendo a miles de personas en países como Dinamarca. Sin embargo, en este mundo al revés, usted, en lugar de recibir intereses en su cuenta de ahorros o depósito a plazo fijo, tendría que pagarle intereses al banco por el beneficio de depositar con ellos. Continue reading

El Origen de La Banca Central: Mito vs Realidad Histórica

La gran mayoría de los economistas, banqueros y políticos están convencidos de que los sistemas bancarios de la actualidad no podrían funcionar si una autoridad central (llámese Banco Central), que regula la oferta monetaria y la función del crédito en la economía. Bajo este supuesto, se llega a afirmar que la creación de los Bancos Centrales fue por motivos de estabilidad monetaria, financiera y bancaria, lo cual simplemente repasando e investigando la historia económica podemos darnos cuentas que dicho motivo para la creación de la banca central es un gran mito.  La historia de la moneda y del dinero, muestran que los gobiernos siempre utilizaron su poder para obtener el monopolio de la emisión, estrictamente para satisfacer sus necesidades de índole fiscal, política y militar. Estos poderes se han visto notablemente reforzados desde que los estados vislumbraron la posibilidad de emitir billetes de banco con un coste insignificante con respecto a su poder de compra (señoreaje), y ésta es la razón principal de la creación de los bancos centrales.

Resulta imprescindible, una vez comprendido el verdadero origen de la creación de los bancos centrales, utilizar ejemplos históricos que demuestran la naturaleza fiscal y política de dicha institución. Para esto, cito a continuación el análisis que explica el Economista George Selgin, en su obra “La Libertad de Emisión del Dinero Bancario: Crítica del monopolio del Banco Emisor Central” sobre la fundación del Banco de Inglaterra, el prototipo de los bancos centrales modernos:

Continue reading

Sobre órdenes espontáneos y distorsiones estatales: El origen del dinero vs la planificación central del dinero

“Es extremadamente difícil  para nuestros contemporáneos concebir las condiciones de una banca libre porque dan por hecho que la interferencia gubernamental en la banca como algo necesario” – Ludwig von Mises[1]

¿Qué es la Banca Central?

La Banca Central es una institución monetaria extraña. Su función y rol en la vida cotidiana es inclusive desconocido por muchos. Sin embargo, a pesar de este desconocimiento general, cada vez más se va haciendo popular entre las masas el tema de la banca central. Se podría decir que la crisis hipotecaria subprime de 2007-2008 que puso de manifiesto el rol de la banca central en la economía, ha logrado despertar un interés profundo en estudiar y conocer esta institución monetaria y los fenómenos que ocurren en el mundo financiero como son los ciclos económicos, crisis financieras y recesiones económicas. La Banca Central es sin duda una de las instituciones más poderosas que existen hoy en día y su estudio y compresión es de suma importancia ya que las funciones y acciones por parte de los bancos centrales afectan la economía real, particularmente la vida de los individuos, el mercado, la toma de decisiones empresariales, entre otras.

Federal Reserve

 

¿Qué es la Banca Central entonces?, la respuesta a esta interrogante la podemos encontrar en la definición propuesta por Lawrence H. White, economista que define a la Banca Central como “un organismo monetario gubernamental”[2]. De inmediato y a partir de esta definición, podemos llegar a la conclusión de  que los bancos centrales no son productos del mercado, originados espontáneamente. Los bancos centrales al ser producto de origen estatal,  sus funciones responden a intereses políticos. Como indica el autor mencionado, “Los bancos centrales modernos desempeñan  de modo característico, dos roles (lógicamente distintos): 1. Regular políticamente los depósitos de los bancos privados. 2. Ejecutar, como proveedores monopólicos de dinero de alta liquidez, la política monetaria del gobierno central”.[3] Estas funciones que desempeñan las autoridades monetarias son de suma importancia, ya que permiten comprender no solamente el rol político inherente de la institución sino que además permite el desarrollo de un marco teórico para explicar cómo su intervención (de las autoridades monetarias) en el mercado fundamenta la aparición del ciclo económico, así como la obstrucción a la función empresarial, el cálculo económico y la distorsión en los precios relativos, todo esto afectando gravemente la libertad individual y la armonía en la sociedad.

Dinero Centralmente Planificado vs Dinero Espontáneo

“Sólo se puede entender verdaderamente el origen del dinero si aprendemos a considerarlo como una institución social, como el resultado espontáneo, el producto no planificado de los esfuerzos específicamente individuales de los miembros de la sociedad” – Carl Menger

      Cómo se pudo apreciar en el apartado anterior, los bancos centrales son instituciones que responden a intereses políticos. La función primordial de un banco central es la de manejar la oferta monetaria mediante la manipulación de las variables económicas, como son la tasa de inflación medida por un índice de precios o como en el caso de la Reserva Federal Norteamericana, mediante el análisis de la curva de Phillips, que teóricamente muestra una relación inversamente proporcional entre la tasa de desempleo y la tasa de inflación. Los Bancos Centrales, son un órgano de planificación central, en donde las leyes de curso forzoso permiten que ésta institución obtenga un privilegio estatal que no es otro que el monopolio sobre la moneda. Sin embargo, a pesar de que hoy en día la gran mayoría de los países poseen bancos centrales que monopolizan la moneda, la realidad es que el origen de la moneda resta en el mercado. La moneda, al igual que el idioma, por ejemplo, es un fenómeno que se origina “espontáneamente” en el mercado como bien indicara Carl Menger, fundador de la escuela austriaca de economía, quien en su famoso ensayo El Origen del Dinero[4] demuestra que el dinero, lejos de ser una institución de origen estatal, es una institución que surge en el mercado.

moneda diocleciano

En pocas palabras el dinero, es un fenómeno que surge como resultado de la acción humana, más no del designio humano. A través de la historia se ha puesto de manifiesto esta última observación que con tal lucidez expresó Menger, y es que desde la antigua Grecia hasta inclusive tiempos modernos, distintas divisas han logrado obtener status como moneda o dinero. En la antigua Grecia era común que se utilizara ganado como dinero, en la el Imperio Inca se utilizó cacao, y en tiempos modernos metales preciosos como el oro y la plata representaron el sistema monetario por excelencia. El dinero, ha pasado hoy en día a manos del estado, producto de una ley, tal como indica Menger: “El dinero no ha sido generado por ley. En sus orígenes es una institución social y no estatal. La sanción por parte de la autoridad del estado constituye una noción que le es ajena”[5].

Es de suma importancia entender el origen de la moneda y su gradual evolución a través de la historia, así como la importancia en saber distinguir entre dinero estatal, esto es dinero centralmente planificado y monopólico; y dinero espontáneo, que tiene sus raíces en la economía de mercado como institución social; ya que entendiendo esta diferencia, nos ofrece un marco teórico sobre el cual se puede desarrollar programas de investigación y análisis tanto económico como institucional en base a los efectos que conlleva la política monetaria ejercida por los bancos centrales.

Carl Menger

 

Citas:

[1] Ludwig von Mises, Op. Cit, p. 447. Ludwig von Mises Institute, 1999, 3rd revised Edition, Henry Regnery Publishing, p.565.

 

[2] Lawrence H. White, La Banca Central: Una Recapitulación, Libertas # 19, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Octubre 1993.

[3] Lawrence H. White, Op.Cit. , Libertas # 19, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Octubre 1993.

[4] Carl Menger, El Origen del Dinero, Libertas # 2, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Mayo 1985.

[5] Carl Menger, Op. Cit. Libertas # 2, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Mayo 1985

La Banca Central y La Política Monetaria: Análisis Ético-Moral

Federal ReserveLa política monetaria que ejercen los bancos centrales modernos tiene serias implicancias morales y éticas. Desde el punto normativo, hemos visto como los efectos de la moneda centralmente planificada afectan la calidad institucional y la economía de los países que se ven afectados por los ciclos económicos y los desequilibrios monetarios que la política monetaria ejerce. También hemos podido analizar el rol que cumple la política monetaria en facilitar el crecimiento del gasto estatal, financiándolo ya sea explícita o implícitamente mediante las operaciones de mercado abierto. Ahora en este post toca analizar la bondad o la no bondad de la política monetaria. Continue reading

La Banca Central y el Estado: Una Relación Simbiótica

A través de éste blog hemos analizado los distintos efectos que los bancos centrales a través de la política monetaria, ejercen sobre la macroeconomía y microeconomía. Tales efectos cómo los ciclos económicos, entre otros, nos permiten comprender el grado de magnitud que dicha institución representa, donde un grupo de burócratas tienen el poder de dirigir y planificar centralmente el dinero, al menos en el corto plazo, ya que al largo plazo observamos las nefastas consecuencias que conlleva dicha política monetaria.

Continue reading