#PanamaPapers: Lo que los medios no te dirán sobre la economía Panameña.

Ya han pasado varias semanas desde que se hicieron públicas las filtraciones producto de una introducción ilegal en el sistema informático de la firma de abogados Mossack-Fonseca. No pretendo en este post entrar en detalle sobre los motivos y la evolución de los hechos. Bastantes artículos han sido escritos a través de los medios sobre este tema.

Lo que pretendo en este corto post es mencionar distintas características de orden institucional del sistema financiero y la economía de Panamá que explican entre otras cosas, porque organismos como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, conocida como la OCDE, y demás países, están en constante ataque hacia la soberanía fiscal panameña y al modelo financiero-económico del país en respecto.

  • La OCDE:

La OCDE y sus países miembros buscan desde hace mucho tiempo desmantelar el modelo tanto económico como fiscal de Panamá. Conciben como inaudito que un país pequeño pero muy progresivo como lo es Panamá sea uno de los países más prósperos de la región. La realidad es que la gran mayoría de los países miembros de la OCDE son países donde sus sistemas tributarios representan una verdadera calamidad para sus ciudadanos, mientras que Panamá, que no es un paraíso fiscal como se le quiere tildar por los países OCDE, ofrece incentivos y tasas impositivas mucho más amigables a la inversión tanto local como extranjera. Así observamos, cómo Panamá lidera la inversión foránea en Centroamérica y viene siendo uno de los países líderes en todo Latinoamérica en materia de inversión extranjera. La otra gran realidad es que los países miembros de la OCDE en su gran mayoría se caracterizan por tener abultados sectores públicos, balances fiscales en déficit y crecimiento económico anémico, hasta el punto que muchos países como Francia, juguetean con períodos de recesión económica debido a sus fallidas políticas tanto en materia fiscal como en materia económica. Lo que pretende la OCDE es que Panamá pase de aplicar impuestos de un sistema territorial a un sistema nacional, para así estos países que están quebrados gracias al populismo, intervencionismo y estatismo de sus gobiernos, puedan forzar impositivamente a sus ciudadanos que viven en Panamá, donde la ley soberana que emana del pueblo panameño y no de un ente extranjero y burocrático como la OCDE, los protege de la rapacidad de las autoridades estatales con sus fracasados estados de bienestar.

  • El sistema Financiero Panameño:

El sistema financiero panameño es un sistema único en tiempos modernos. Contrariamente a lo que piensan la gran mayoría de economistas e intelectuales, el sistema financiero panameño se caracteriza en ser distinto y único, si lo comparamos con el modelo financiero de la gran mayoría de los países, incluyendo los miembros de la OCDE. Panamá no posee banco central de emisión, lo que implica que no puede financiar los gastos del estado. Esto le ha permitido tener uno de los niveles de inflación más estables y bajos de la historia de Latinoamérica. Inclusive, Panamá es el único país de toda América Latina que en su historia republicana, no ha sufrido crisis financieras hiperinflacionarias. Muchos argumentan que debido a que el dólar estadounidense (USD) es la moneda que utilizan los ciudadanos para comerciar, es entonces la Reserva Federal (Fed) el banco central de Panamá. Esto es una verdad a medias. Si bien es cierto que las decisiones de política monetaria de la Fed afectan las tasas de interés, la estructura de capital y las condiciones del crédito bancario en el mercado panameño, no es lo mismo tener un banco central en toda regla a uno que no pueda emitir para financiar gastos estatales. Esta es una diferencia muy importante ya que restringe al gobierno panameño que sólo puede financiar sus gastos mediante la emisión de deuda pública o mediante la recaudación impositiva.

En cuanto a la banca privada tanto comercial como de inversión cabe destacar, que Panamá, contrariamente a la gran mayoría de países desarrollados, no posee seguro estatal contra los depósitos, lo que inglés se denomina “Deposit Insurance”. Esto representa una ventaja institucional muy importante ya que limita el riesgo moral de los bancos a cometer imprudencias financieras ya que implícitamente y explícitamente, los bancos panameños no cuentan con el respaldo estatal en caso de que incurran en pérdidas. No es simple casualidad que Panamá fuera uno de los pocos países en el cual la crisis financiera “sub prime” ni tuvo mayor efecto, al contrario con el sistema financiero de los países desarrollados, principalmente los de la zona Euro y Estados Unidos.

  • La Macroeconomía Panameña:

El rendimiento económico panameño en la última década ha sido espectacular (que sea sostenible es otro tema para discusión en otro post). En la última década (2010-2015), el crecimiento económico panameño medido por el Producto Interno Bruto (PIB) ha promediado un 8.22%. La economía panameña que se caracteriza por su diversidad sobre todo en los sectores de servicios y logística.

Por el contrario, los países desarrollados y miembros de la OCDE con su crecimiento económico que deja mucho que desear, se ven en la cruda realidad de tratar de emparchar sus nefastas políticas macroeconómicas y fiscales. Es esta una de las razones por las que atacan el modelo Panameño.

Panama GDP growth Annually

  • ¿Es Panamá un Paraíso Fiscal?

Por supuesto que no lo es. La excusa o trama detrás de los famosos Panama Papers radica en supuestamente exponer a Panamá como un paraíso fiscal. La realidad es que Panamá lejos de ser un paraíso fiscal, establece impuestos a sus ciudadanos y a extranjeros residentes en Panamá. La diferencia está en que Panamá impone tasas de recaudación estatal únicamente a aquellos individuos y empresas que producen dentro del Istmo. La excusa nuevamente queda reflejada en que los países OCDE les enervan que esto suceda ya que desean imponer su particular leviatán sobre los ciudadanos de sus países que trabajan y residen en Panamá. El siguiente gráfico que publico la consultora panameña Goethals Consulting, demuestra claramente la mala fe por parte de la OCDE y sus países miembros en catalogar a Panamá como un paraíso fiscal y la rotunda falsedad de esta acusación. Panamá no es un paraíso fiscal, pero tampoco es un infierno fiscal como sí lo es En muchos países miembros de la OCDE.

world's highest tax rates

Esto que acabo de analizar, no te lo dirán los medios, y es muy importante, ya que permite comprender la naturaleza destructiva, mafiosa y engañosa detrás de los Panama Papers. Es hora de que nuestras autoridades pongan a Panamá por delante y defiendan nuestro sistema soberano de una vez por todas. Recuerdo que en materia fiscal, lo establece la asamblea nacional ya que “el poder emana del pueblo”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s