¡Otra Vez El Salario Mínimo!

Nuevamente, el Gobierno Nacional, mediante el Decreto Ejecutivo 293 del 22 de diciembre de 2015 ha decidido aumentar el salario mínimo en un 5.5% para las pequeñas empresas y por medio del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, en un 8.5% para todos los sectores de actividad económica del país que no incluyen las pequeñas empresas. A primera vista, subir el salario mínimo da la apariencia de ser una política noble: permite a los más necesitados, los que ganan menos y consumen la mayoría de sus ingresos, poder hacerle frente al alto costo de vida. Sin embargo, tal como indicó en su día Milton Friedman, Premio Nobel en Economía, juzgar las políticas estatales por sus intenciones y no por sus resultados consiste en un “grave error”.

Lo que no nos dicen los hacedores de políticas públicas (diputados, ministros y demás políticos) son las llamadas “consecuencias no intencionadas” de subir el salario mínimo por decreto, como son la reducción de oportunidades laborales, alza de productos y servicios por medio de los comerciantes para hacer frente a un aumento en planilla laboral, entre otras. Por esto es de suma importancia repudiar este tipo de injerencias estatales ya que distorsionan el mercado laboral y complica aún más la situación de dichas personas que hoy en día necesitan de estos empleos que se ven afectados por el alza del salario mínimo.

A continuación, comparto, un artículo que escribí y fue publicado en el diario La Prensa sobre el tema del salario mínimo y sus nefastas consecuencias:

Salario Mínimo, Empleo Mínimo

Comision-Nacional-Salario-PRENSA-Archivo_LPRIMA20131230_0009_25

“La primera lección de la economía es la escasez: nunca hay nada de algo para satisfacer a todos aquellos que lo deseen. La primera lección de la política es hacer caso omiso de la primera lección de la economía” decía el economista Estadounidense Thomas Sowell en una de sus ya frases más populares. ¡Qué verdad y cuanta relevancia tiene esta frase sobre el populismo actual político en el cual vive el mundo!

Hoy en día vivimos en un mundo en el cual la clase política utiliza al ciudadano como si fueran piezas de ajedrez que pueden mover por doquier, además de hacer obvias leyes económicas tan fundamentales como son las leyes de oferta y demanda. No en vano, la idea de subir el salario mínimo mediante un decreto, es un arma que el Estado utiliza para distraer a las personas del carácter no sentimental y no bienvenido que propone la lógica económica.

Las razones por la cual se quiere subir el salario mínimo son obvias, salarios se han estancado, personas con ingresos justos y trabajadoras siguen sumidos en la pobreza a pesar de sus mejores esfuerzos. Sin embargo, por ser algo obvio, no significa que sea lo correcto. Al contrario, subir el salario mínimo es sin duda una decisión incorrecta. Esta propuesta de subir el salario mínimo descansa bajo el supuesto dogma de que el Estado puede declarar el precio de un bien, en este caso, el trabajo, desafiando lo que dicta el mercado, sin obtener resultados adversos.

Cuando un almacén quiere vender mercancía más rápido, baja los precios. Cuando los clientes quieren mayor cantidad de una mercancía particular de lo que el almacén puede ofrecer, entonces los precios suben. Precios bajos resultan en mayor demanda, mientras que los precios altos reducen la demanda sobre dicho producto. Esto no es un dogma libertario; son principios elementales del estudio de la ciencia económica. Los salarios son el precio de trabajo, y como todo precio, trasmiten información coordinadora que sirven para tomar decisiones en el mercado.

minimum wage economic graph

Es increíble ver como la clase política y los ciudadanos que apoyan dicha medida nos hacen creer que trabajadores de bajos salarios están mágicamente excluidos de las leyes de oferta y demanda. Ellos piensan que si se sube el salario mínimo de por ejemplo 6 dólares la hora a 8 dólares la hora (y no importa la cifra), las empresas contratarán a la misma cantidad de trabajadores sin ningún problema a largo plazo.

Lo que fallan en explicar los que apoyan la política del salario mínimo, es ¿Cómo han dado con la tecla que da la cifra mágica que proponen para el salario mínimo? Si es tan fácil de incrementar los salarios mediante decretos, porque no proponen que el salario mínimo sea $20 ó $30 la hora? Aquí se puede observar lo absurdo de esta política que lo único que realmente propicia es desempleo y consecuencias nefastas para aquellos que realmente se les pretende ayudar.

La evidencia es clara, cuando el salario mínimo es aumentado, trabajadores cuyas habilidades productivas estén por debajo del nuevo nivel dictado, serán expulsados del mercado laboral o se les hará muy difícil encontrar un empleo. En pocas palabras, la ley de salario mínimo es una ley de desempleo forzoso que afecta gravemente las aspiraciones de los jóvenes de querer obtener experiencias valiosas así como a los que más necesitan de estos trabajos para poder traer el pan a la mesa.

Mi sugerencia para aquellos que de verdad quieran ayudar a los más necesitados: Reclamen a la clase política  una reducción de impuestos y una disminución en el nivel de gasto público del Estado, dos medidas que a pesar de ser impopulares políticamente, son las adecuadas para ayudar al ciudadano a salir adelante y que permiten que el ciudadano se quede con  una mayor cantidad del fruto de sus labores.

Termino este artículo como empecé, con otra frase célebre, esta vez del economista francés Claude Frédéric Bastiat: “Toda la diferencia entre un mal y buen economista es ésta: uno se limita al efecto visible; mientras que el otro tiene en cuenta el efecto que se ve y los que hay que ver”

* Artículo publicado en el diario La Prensa, el 23 de diciembre de 2013

billetes

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s