La Revolución Industrial como ejemplo: La importancia de la División del Trabajo, la Propiedad Privada y los Mercados Abiertos

Industrial_Revolution

A lo largo de la historia se observan actos empresariales que impulsan el desarrollo social. El surgimiento de nuevas maquinarias, nuevas tecnologías e innovaciones hacen posibles que se pase de un estado de pobreza y subsistencia a un estado de riqueza y progreso.

Tal es el caso que ocurrió en Estados Unidos de América durante la revolución industrial. Particularmente, el desarrollo de la industria de acero, impulsó el desarrollo del almacenamiento y transporte de petróleo y a su vez, estos desarrollos en la industria del petróleo sirvieron como aliciente para el desarrollo de la industria automotriz. Es importante recalcar que hay ciertas condiciones por las cuales estos avances innovadores e industriales se dieron en Estados Unidos y no en otro lugar del orbe, como por ejemplo que en esa época Estados Unidos tenía una mayor apertura económica que otros países, además de que muchos de los emprendedores que revolucionaron la industria emigraron de países europeos, lo cual les conllevó a aprender y hacer conclusiones sobre lo que funcionó en Europa y lo que les daría la visión para actuar de forma empresarial para mejorar no solamente su condición actual, sino que también serviría para mejorar las condiciones de aquellos “stakeholders” que se verían afectados de forma positiva por los cambios innovadores que se realizaron en la industria. Cómo indicara Alejandro Gómez, citando a Joel Mokyr en uno de sus estudios sobre la empresarialidad, “Para que una sociedad sea tecnológicamente creativa y genere riqueza, se deben dar tres condiciones:

  • Primero, debe haber un grupo de personas ingeniosas y creativas dispuestas a innovar y mejorar la forma en que se vienen haciendo las cosas hasta ese momento;
  • Segundo, las instituciones sociales y económicas deben incentivar la inversión económica que este proceso requiere, asegurándoles la propiedad que surja de sus emprendimientos exitosos;
  • En tercer lugar, debe ser una sociedad abierta y tolerante a la diversidad, ya que todo innovador pondrá en duda muchas de las creencias y tradiciones que esa sociedad ha reputado como verdaderos a lo largo de muchos años”[1].

Estos tres factores fueron precisamente las condiciones que permitieron que Estados Unidos fuese un terreno fértil para el desarrollo de estas nuevas revoluciones industriales y desarrollos tecnológicos.

En el desarrollo del acero, tenemos al emprendedor Andrew Carnegie. Andrew Carnegie como la mayoría de los casos de emprendedores tuvo sus orígenes humildes, proveniente de familia de inmigrantes. Carnegie tuvo la visión en utilizar el acero como material para la construcción y como el material que reemplazaría tanto a la madera como al hierro y que además cambiaría a la civilización y así fue[2]. Andrew Carnegie logró hacer que el acero fuese una gran fuente de desarrollo industrial gracias a su visión de siempre tener lo mejor: contrataba los mejores ingenieros, invertía muchísimo en investigación y desarrollo, además de tener siempre como clave de éxito su afán en bajar los costos, bajar los precios y aumentar la competitividad en el mercado[3]. Fue este tipo de afán por reducir los costos y precios, además del estilo de administrar los negocios, lo que permitió que Carnegie lograra siempre obtener lo mejor ya que pagaba los mejores salarios, y contrataba a los mejores. Esto fue posible ya que como indica el Dr. Gómez, “Al difundirse la producción de bienes y servicios (en este caso el acero), mejora la calidad de vida de las personas, dándoles mayores posibilidades de desarrollarse. La tecnología les permite aumentar la cantidad de bienes que producen y hacerlo de forma más eficiente, lo que redunda en un aumento” de salario real[4].

El siguiente caso que se puede decir que fue impulsado por el desarrollo que se venía dando durante la revolución industrial en Estados Unidos y que resulta de un proceso encadenado siguiendo al caso de Andrew Carnegie y la industria de acero, fue el caso de John D. Rockefeller y la industria del petróleo. John Rockefeller también provenía de familia humilde, que hizo su fortuna desarrollando método de almacenamiento y transporte de petróleo. Antes de explicar cómo logro su objetivo, es importante también recalcar que la visión de este emprendedor se basó en ser perspicaz y tener un estado de alerta muy activo. Después de haber creado su propia empresa, Rockefeller haciendo uso del estado de alerta se dio cuenta de un fenómeno que anteriormente ningún emprendedor se había dado cuenta y  se dio cuenta que el precio del petróleo fluctuaba constantemente, pero el costo de los barriles era algo que podía controlar, por ello se dedicó a la producción de barriles, lo cual le permitió ser un líder en el transporte ferroviario de los barriles de petróleo, permitiendole expandir un gran volumen de barriles de petróleo, vender a mayor escala y bajar precio, lo que hizo que ganara una ventaja significante en contra de sus competidores en la industria[5]. Se puede decir como conclusión que la visión empresarial de Rockefeller en torno a la producción y transporte masivo de barriles de petróleo ejercieron un cambio fundamental en la sociedad. Esto permitió un mayor acceso al petróleo . Todo esto gracias a su visión en los negocios en hacer un proceso conocido como “roundabout” en el cual reinvertía sus ganancias lo que le permitía bajar los costos y así lograr una producción más eficiente. Sin duda fue un gran emprendedor que cambió a la sociedad y al mundo.

Otro caso que se dio en Estados Unidos  y que sin duda cambió al mundo gracias a una gran invención es el caso de Henry Ford y la industria del automóvil. Este es un caso que no podría haber resultado tan efectivo si no fuera por las contribuciones que hicieron anteriormente Andrew Carnegie, primero con el desarrollo e innovación en la industria de acero, y luego por John D. Rockefeller, en la industria del petróleo y transporte ferroviario. Henry Ford, campesino de orígenes humildes fue nuevamente un importantísimo emprendedor en el desarrollo de nuevas tecnologías, industrias y para el progreso de la sociedad. Henry Ford fue el fundador de la Ford Motor Company, hoy en día todavía vigente. Su gran éxito fue en desarrollar el primer automóvil, llegando a ser el Modelo Ford “T” quien lo lanzara al éxito y quien revolucionaría el mercado[6].

El objetivo primordial de Ford era el de poder que las personas tuvieran acceso al vehículo que él había creado. En pocas palabras,  el objetivo de Henry Ford era el de democratizar el automóvil a las masas. Lo que lo caracterizó fue su modelo de negocio y su innovación. Henry Ford creó un modelo de producción hoy en día conocido como “Assembly Line” o Línea de Montaje, lo cual permitió un gran avance en tanto la eficiencia de la producción así como en términos de ahorro por producción de los vehículos. Cómo en los casos anteriores de Carnegie y Rockefeller, los métodos gerenciales que empleó Ford lograron que los precios de su producto y los costos bajaran, logró la producción masiva mediante la implementación de líneas de montaje, y logró como en los casos anteriores, que fuese la empresa que pagaba los mejores salarios a sus empleados y que contrataba a los mejores.

Cómo se pudo apreciar, los casos de Carnegie, Rockefeller y Ford durante la segunda revolución industrial pone en relieve la importancia que conlleva la división del trabajo, el derecho de propiedad, los mercados abiertos para el desarrollo económico y social.  Las innovaciones tecnológicas en una industria, facilitó que se desarrollara la innovación y el acto empresarial en la otra industria, todo esto gracias a la visión de estos grandes emprendedores y también a las técnicas gerenciales de reducción de costos, inversión en investigación y desarrollo, además de buscar siempre la excelencia, contratando a los mejores y pagando los mejores salarios reales.

PORTADA creadores ESPAÑA 14-6-12.indd

Citas:

[1] Mokyr, Joel, 1990, The Lever of Riches, Technological Creativity and Economic Progress, New York: Oxford University Press. La traducción al castellano fue realizada por Alejandro Gómez, en su obra El Emprendedor y su Impacto en la Sociedad, publicada en la Revista de Instituciones, Ideas y Mercados #58 en Mayo 2013.

[2] Gómez, Alejandro. Creadores de riqueza: Emprendedores que cambiaron  nuestras vidas. Primera Edición. Instituto Democracia y Mercado, Santiago, Chile, Octubre 2011.

[3] Gómez, Alejandro, Op.Cit.

[4] Gómez, Alejandro, Op.Cit. Las palabras incluídas en paréntesis son mías.

[5] Gómez, Alejandro, Op.Cit.

[6] Gómez, Alejandro, Op.Cit

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s