Los Controles de Precios: Aplicación Teórica de la Imposibilidad del Socialismo

Un gobierno que se encarga de abolir precios de mercado es inevitablemente motivado hacia la destrucción de la propiedad privada; ha de reconocer que no hay punto medio entre el sistema de propiedad privada en los medios de producción combinados con los contratos libres, y que el sistema de propiedad común, o socialismo; es gradualmente forzado hacia la producción compulsiva, de universal obligación al trabajo, racionamiento del consumo y finalmente, la regulación oficial de toda la producción y consumo en la economía” – Ludwig von Mises[1]

Control de Precios

Los efectos negativos que producen la imposición de precios máximos para el desarrollo de los cálculos económicos ya fueron explicados anteriormente en otra oportunidad. En este apartado del ensayo, se analizarán las medidas de control de precios y la imposibilidad de poder realizar cálculos económicos como una latente manifestación del Socialismo. A su vez, se analizará el rol importantísimo que posee la figura del empresario en la economía y como promotor de la coordinación y el orden en la sociedad.

Generalmente, según la gran mayoría de manuales de economía e inclusive en los diccionarios de distintas lenguas, se define al Socialismo como un sistema económico por el medio del cual los medios de producción y la propiedad son controladas por las instituciones estatales. Si bien, viene siendo cierto que dentro de una economía de tipo socialista, no cabe la concepción de propiedad privada, y que los medios de producción son controlados por una autoridad central de planificación mediante mandatos coactivos, pienso que esta definición sobre el socialismo es un poco blanda y que deja sin hacer referencia al verdadero protagonista en una economía, que es la figura del emprendedor. Por esta razón, es que considero que los teóricos de la escuela austriaca de economía, principalmente, Ludwig von Mises, Friedrich von Hayek e Israel Kirzner, ofrecen una definición del socialismo mas interesante que la definición que podemos encontrar en los textos de economía más populares y en diccionarios. La definición, que utilizaré como definición del socialismo es la que presenta el Dr. Jesús Huerta de Soto, Economista Español que hoy en día es uno de los máximos exponentes de la escuela austriaca en Europa. Según el Dr. Huerta de Soto, “El socialismo es todo sistema de agresión institucional contra el libre ejercicio de la acción humana y la función empresarial”[2].

huerta de soto

Con esta definición de socialismo, es posible comprender; que los controles de precios representan una manifestación latente y activa del socialismo, al congelar precios que son esenciales para el descubrimiento de información y la transmisión de conocimiento disperso. Además, los controles de precios, que generalmente se hacen para achacar la mal connotación negativa que posee la especulación, provocan que la función empresarial sea prácticamente imposible o muy limitada. La función empresarial, consiste, según el Dr. Huerta de Soto, “en la capacidad típicamente humana para darse cuenta de cuáles son las oportunidades de ganancia que existen en el entorno”[3] que uno o más individuos se encuentran en la sociedad. Así mismo, Ludwig von Mises explica porque la noción negativa sobre la especulación no tiene fundamentos. Según von Mises, “toda acción humana tiene un componente empresarial y especulativo. La función empresarial consiste en la capacidad del ser humano para crear y darse cuenta delas oportunidades subjetivas de ganancia o beneficio que surgen en su entorno, actuando en consecuencia para aprovecharlas”[4]. Siguiendo esta explicación de Mises, entonces, es factible aseverar que emprendedor, es todo aquel que se mantiene alerta de oportunidades que aparecen en su entorno. Esta capacidad de mantenerse alerta, permite que el emprendedor, propiamente entendido desde la concepción austriaca, pueda lograr fines y objetivos que al final les permita obtener ganancias, que pueden ser o bien monetarias, si se trata de un emprendedor desde el punto de vista de aquel que está en el mundo de los negocios, o bien ganancias personales desde el punto subjetivo.

El emprendedor, además, mediante la función empresarial, logra hacerse de conocimiento o información que solamente el actor (emprendedor) es capaz de hacerse. Este conocimiento que se desarrolla a través de la función empresarial tiene las siguientes características: Es un conocimiento subjetivo, es un conocimiento privativo, es un conocimiento que se encuentra disperso en la mente de todos los hombres, es un conocimiento tácito, es un conocimiento que se crea de la nada, por el empresario, y finalmente, es un conocimiento transmisible[5]. Este tipo de conocimiento que se va adquiriendo mediante la función empresarial hace posible que el sujeto actuante, pueda transformar este tipo de conocimiento en el mercado a través de los procesos de mercado y el sistema de precios. Los precios entonces, vienen a poner de manifiesto el conocimiento establecido mediante la función empresarial y también permiten al ser humano actuante encontrar señales que le permitan mejorar su entorno personal y sacar provecho a oportunidades de ganancias.

Con este entendimiento de lo que implica la función empresarial para los precios en el mercado, además de la comprensión de lo que implica el socialismo como atentado en contra de la función empresarial, se hace más visible la comprensión de los efectos que tiene los controles de precios sobre la función empresarial.  Si los aparatos estatales fijan precios máximos, precios que son netamente políticos y que además no reflejan las condiciones naturales del mercado, se hace imposible el cálculo económico que utilizan los emprendedores para, mediante la función empresarial, emprender oportunidades de ganancia que mejorarían sus calidades de vida y sus entornos. Mediante el control de precios se hace imposible la asignación de recursos escasos y se debilita la producción de bienes y servicios en los productos cuyos precios se pretenden congelar. Mediante los controles de precios, se deterioran los procesos de mercado y el orden social, que son posibles mediante la libre interacción de participantes en el mercado que ejercen la función empresarial.

Ludwig von Mises, explicó que el cálculo económico es una imposibilidad dentro de un sistema Socialista. Los cálculos económicos reflejan las habilidades que tienen los emprendedores para tomar decisiones dentro del contexto de los procesos de mercado. Esta habilidad para tomar decisiones, permite a los emprendedores poder asignar recursos escasos en líneas que se adaptan a las necesidades más urgentes para la satisfacción de las demandas y ofertas del mercado. Según Mises, “Economic calculation is either an estimate of the expected outcome of future action or the establishment of the outcome of past action. But the latter does not serve merely historical and didactic aims. Its practical meaning is to show how much one is free to consume without impairing the future capacity to produce”[6].  El punto de Mises con respecto a la imposibilidad científica de realizar cálculos económicos dentro de un sistema socialista, no es que se haga caso omiso a los incentivos que se llevan a cabo durante la planificación y ejecución de proyectos por medio de los emprendedores, sino que la información necesaria para llevar a cabo estos planes y proyectos de negocio, es únicamente accesible para los que toman decisiones a través del proceso de mercado.

Los gobernantes al decidir congelar los precios de diversos productos en el mercado, en efecto están dificultando los análisis de cálculos económicos por parte de los emprendedores y los siempre importantes proyectos de cara a futuro ya que los precios impuestos no reflejan precios monetarios de mercado, que reflejan la relativa escasez de capital y las valoraciones de demanda y oferta en el mercado.

Al comprender como los controles de precios reflejan un atentado hacia la función empresarial y que son una manifestación latente de medidas de índole socialista, podemos comprender otros casos que reflejan socialismo latente mediante controles de precios y sus efectos nocivos para la sociedad.

Jesus Huerta de Soto

Citas:

[1] Ludwig von Mises, The Theory of Money and Credit, Liberty Classics, 1981, p.281

[2] Jesús Huerta de Soto, Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial, Unión Editorial, S.A. (4ta edición), 2010, p.25

[3] Jesús Huerta de Soto, Op. Cit, p.26

[4] Ludwig von Mises, La Acción Humana: Tratado de Economía, 6ta edición, Unión Editorial, 2001, p.xl

[5] Adrián O. Ravier, 2010 Op. Cit, p.173-174

[6]Ludwig von Mises, Human Action: A Treatise on Economics, Chicago: Henry Regnery. Una traducción al castellano podría ser la siguiente: El cálculo económico  es un estimado de los resultados esperados de una acción futura o el establecimiento del resultado de una acción en el pasado. Sin embargo, lo posterior no sirve exclusivamente para propósitos históricos y didácticos. El significado práctico es demostrar que tan libre es uno para consumir sin estropear la capacidad futura para producir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s