Descentralización y Fiscalidad, por Irene Giménez

descentralizacion Panama

Debido a la intensidad de las discusiones de los últimos días sobre descentralización y fiscalidad, temo que se estén perdiendo puntos de vista importantes sobre la naturaleza impositiva, veamos: ¿Qué son los impuestos y cuál es su fin? ¿Cuáles son sus características principales? Pues bien, la principal de ellas es su “neutralidad”, es decir, que su imposición no debe afectar –o hacerlo mínimamente– las decisiones que tomen los agentes económicos. En otras palabras, no debe distorsionar la economía de un país.

Asimismo, su recaudación debe ser acorde con los fines de sostener las funciones de gobierno. Pero, atención: una cuestión es sostener funciones administrativas y otra muy distinta son redistributivas (o solidarias como gustan llamarla algunos funcionarios). Desde el afianzamiento del Estado paternalista, los impuestos se han ido transformando hasta convertirse en instrumentos demagógicos cuando no de persecución política. Sin embargo, todo tiene un límite y este se marca cuando los ciudadanos se ven asfixiados por la cantidad de tributos para diferentes fines sobre fuentes diversas que deben pagar, y el valor de evadir se convierte en menor que el costo de pagar. Por ello, en países muy complejos tributariamente suceden dos cosas: la primera, grandes evasiones y existencia de mercados informales y, si no logran funcionar así, sencillamente la inversión se retira buscando mejores plazas, amigables al capital que genera trabajos reales.

Ahora mismo en Panamá tenemos muchas discusiones al mismo tiempo que aparentemente son inconexas entre sí, pero en la realidad están relacionadas con el mismo tema: la discusión del sistema tributario. Por un lado, hay dos zonas creadas por ley que están enfrentadas y reclaman paridad de condiciones. ¿Qué condiciones?, tributarias. Por el otro, hay dos posiciones enfrentadas que reclaman justicia. ¿Qué justicia?, tributaria. Y el país restante reclama ambas cosas. Este planteamiento es un grito silencioso que clama por un sistema simple –justo para todos, igual para todos–, que el costo de evadir sea mucho mayor al de pagar y que el tributo pagado pueda fácilmente ser visualizado y fiscalizado por los contribuyentes.

Impuestos

Para ello, el sistema no solo debe ser un flat tax (impuesto de tasa única) en todo el país, sino que también debe ser descentralizado. Es decir, cierto cobro de impuestos, como el inmobiliario, debe ser de tasación y recaudación local de forma obligatoria. De esta manera, se genera la competencia entre comunas para atraer inversiones. Es lo mismo que sucede ahora entre las diversas zonas especiales creadas en el país para atraer inversiones, excepto que como son creaciones de ley por el Estado central, este queda en la mala posición de arbitrar entre todas. Si la imposición tributaria fuera local, hace rato que alguna de las zonas habría hecho sus cálculos y obrado en consecuencia, atendiendo sus intereses.

tax-rates-percentage

En el caso de las comunas locales, tasar las propiedades debería ser con base en criterios neutrales de zonificación y metros construidos, todo el que viva en determinada área debe pagar la cantidad resultante de multiplicar un factor por metros construidos. El criterio actual de los avalúos es incorrecto, porque grava la “manifestación de riqueza” que es la fuente ya gravada por rentas.

James M. Buchanan, premio Nobel de Economía en 1986, demostró en sus dos libros El poder fiscal y La razón de las normas, que la teoría y la práctica de la multiplicidad fiscal sin límites inducen al Estado a dejar de ser el “déspota benévolo” de los tratadistas de finanzas públicas, para transformarse en el Leviatán que todo lo devora y que tiende inexorablemente a absorber toda renta privada, cualquiera sea su signo de izquierda, de derecha o de centro.

James Buchanan Economist

*Artículo publicado en el diario La Prensa, miércoles 23 de septiembre de 2015. Irene Giménez es Directora del Instituto de Estudios para una Sociedad Abierta (ISA), Economista graduada de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y Gerente General de Goethals Consulting Corporation.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s