¿Son Necesarios los Bancos Centrales?

“Es extremadamente difícil para nuestros contemporáneos concebir las condiciones de una banca libre porque dan por hecho que la interferencia gubernamental en la banca como algo necesario” – Ludwig von Mises[1]

Federal Reserve

            La Banca Central es una institución monetaria extraña y obscura. Su función y rol en la vida cotidiana es inclusive desconocido por muchos. Sin embargo, a pesar de este desconocimiento general, cada vez más se va haciendo popular entre las masas el tema de la banca central. Se podría decir que fue la crisis hipotecaria subprime de 2007-2008 que en los últimos años puso de manifiesto el rol de la banca central en la economía.

El desarrollo de esta crisis financiera y su consiguiente recesión económica, ha logrado despertar un interés profundo en estudiar y conocer esta institución monetaria y los fenómenos que ocurren en el mundo financiero como son los ciclos económicos, el origen de las crisis financieras y las causas de las recesiones económicas. La banca central es sin duda una de las instituciones más poderosas que existen hoy en día y su estudio y compresión es de suma importancia ya que las funciones y acciones por parte de los bancos centrales afectan la economía real, particularmente la vida de los individuos, el mercado, la toma de decisiones empresariales, entre otras. No en vano, la historia esta plagada de períodos de inflación, deflación, períodos de auge, de caída y de destrucción monetaria, que culmina con la pérdida total de la confianza sobre la moneda, destruyendo ahorros y las vidas de los individuos en la sociedad. Ejemplos tenemos en la gran inflación de la República de Weimar en Alemania, y casos recientes como la hiperinflación en Zimbabwe y hoy en dia, Venezuela.

¿Qué es la Banca Central entonces?, la respuesta a esta interrogante la podemos encontrar en la definición propuesta por Lawrence H. White, economista que define a la Banca Central como “un organismo monetario gubernamental”[1]. De inmediato y a partir de esta definición, podemos llegar a la conclusión de que los bancos centrales no son productos del mercado, originados espontáneamente. Necesariamente, se comprende que los bancos centrales al ser producto de origen estatal, se comprende que sus funciones responden a intereses políticos.

Los bancos centrales modernos desempeñan de modo característico, tres roles distintos:

  1. Regular políticamente los depósitos de los bancos privados.
  2. Ejecutar, como proveedores monopólicos de dinero de alta liquidez.
  3. Establecer la política monetaria del gobierno central.[3]

Estas funciones que desempeñan las autoridades monetarias son de suma importancia, ya que permiten comprender no solamente el rol político inherente de la institución sino que además permite el desarrollo de un marco teórico para explicar cómo su intervención (de las autoridades monetarias) en el mercado fundamenta la aparición del ciclo económico, así como la obstrucción a la función empresarial, el cálculo económico y la distorsión en los precios relativos. En resumidas palabras, la banca central representa una manifestación latente de los errores que presenta el socialismo.

Es de suma importancia estudiar y analizar tanto los orígenes de los bancos centrales así como su funcionamiento y el impacto que generan en los mercados financieros y en la economía en general.

También es muy importante realizar un análisis institucional comparativo, entre sistemas monetario-financieros con banca central y sistemas monetario-financieros sin banca central, ya que hay una gran diferencia en resultados macroeconómicos. Por ejemplo países que poseen un banco central por lo general destruyen sistemas monetarios y abultan las finanzas públicas. Por el contrario países que no tienen banco central, o que son dolarizados, como Panamá, por ejemplo, obtienen resultados macroeconómicos mucho más favorables que los países que si tienen sistemas monetarios basados en el monopolio de la emisión monetaria.

Tomemos por ejemplo el Índice de la Miseria (Misery Index) producido por Steve Hanke, Economista del CATO Institute de Estados Unidos de Norteamérica. El Misery Index hace un anális comparativo entre países y los clasifica en orden descendiente dependiendo de la solidez monetaria o no solidez. El Misery Index incluye en su clasificación, inputs de inflación, desempleo y tasas de interés:

Misery Index

El Misery Index nos da una lección empírica clara: Los países con Banca Central y con monopolio estatal de la emisión monetaria logran resultados financieros y macroeconómicos adversos, con altas tasas de inflación y desempleo exorbitantes, además de tasas de interés altísimas, que dificultan la financiación tanto pública (léase estatal) como privada.

Al contrario, países como Panamá, Ecuador o El Salvador, que son dolarizados y que no poseen un banco central que emita dinero y que genere política monetaria discrecional, obtienen resultados macroeconómicos envidiables y generan sistemas financieros sólidos. No es simple coincidencia o curiosidad que países como Panamá, superaron la crisis subprime que azotó al mundo en los años 2007 y 2008. Inclusive mejor aún está el dato que Panamá es el único país de Latinoamérica que no ha sufrido una crisis monetaria en su historia!

El siguiente gráfico muestra el crecimiento económico medido por el Producto Interno Bruto (PIB) y las tasas de inflación, medidas por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) desde el año 1997 hasta el 2015 donde se muestra que los indicadores macroeconómicos son muy favorables comparados con otros países de Latinoamérica y del mundo.

Panama Macro data

Es nuestro deber como defensores de la Sociedad Abierta, defender la estabilidad monetaria, para así lograr que la cooperación social reinante en el mercado, sea efectiva.

Citas:

[1] Ludwig von Mises, Op. Cit, p. 447. Ludwig von Mises Institute, 1999, 3rd revised Edition, Henry Regnery Publishing, p.565.

[2] Lawrence H. White, La Banca Central: Una Recapitulación, Libertas # 19, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Octubre 1993.

[3] Lawrence H. White, Op.Cit. , Libertas # 19, Revista Académica de ESEADE, Buenos Aires, Octubre 1993.

Advertisements

2 thoughts on “¿Son Necesarios los Bancos Centrales?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s