La Banca Central y El Ciclo Económico II: La Crisis Subprime

Fed Policy

“Si uno quiere evitar los ciclos recurrentes de crisis económicas, uno debe evitar la expansión del crédito que crea el auge y que inevitablemente conlleva a una caída” – Ludwig von Mises[1]

En el post anterior explicamos la relación que existe entre la reducción artificial de la tasa de interés de Mercado por medio de la política monetaria que ejercen los bancos centrales y la creación del fenómeno conocido como el ciclo económico. Es importante ahora aplicar la teoría austriaca de los ciclos económicos a períodos históricos en el cual se han observado auges insostenibles que inevitablemente como indicara Mises, terminan en caída. Si bien se han dado varios casos de ciclos económicos en distintos períodos de la historia económica, como por ejemplo la crisis del treinta, la crisis punto com o la crisis Japonesa, pienso que es relevante aplicar la teoría de los ciclos económicos al ciclo más reciente, que terminó en la crisis inmobiliaria o subprime de los años 2007-2008 aproximadamente.

Al analizar esta crisis, quiero hacer énfasis en las políticas monetarias llevadas a cabo por la Reserva Federal Estadounidense  (Fed). La Reserva Federal puede ser considerada como el Banco Central de los Estados Unidos de Norteamérica. Las políticas monetarias llevadas por la Fed en los años previos a la crisis financiera de 2007-2008 sembraron las semillas que llevaron a la crisis financiera y recesión económica que actualmente tanto Estados Unidos como otros países en el mundo (principalmente la Unión Europea) aún siguen padeciendo secuelas de dicha crisis.  En éste post se hará énfasis en las causas monetarias de este ciclo económico. Esto es importante resaltar, ya que si bien, soy de los que comparten la opinión de que la crisis subprime tiene sus raíces en la expansión del crédito artificial y en causas monetarias, es también cierto que existen causas no monetarias que influyeron enormemente durante el ciclo económico y que afectaron a la economía global, principalmente la de Estados Unidos y La zona Euro. Estas causas no monetarias, tienen que ver con las distintas marañas regulatorias como resultado de injerencias gubernamentales que propiciaron que la burbuja financiera se intensificara en el sector inmobiliario-hipotecario. Sin embargo, estas causas no monetarias no serán explicadas con detalle en este post.

Volviendo a las causas monetarias, el último ciclo económico tiene sus orígenes en la política monetaria expansiva llevada a cabo por la Fed en el período que abarca de 2001 a 2006. En el año 2001, la economía de Estados Unidos estaba experimentando una recesión económica a causa de la crisis de internet o de las punto com. Alan Greenspan, en ese entonces mandatario de la Reserva Federal, decidió que era pertinente embarcar una política monetaria de crédito barato. Para lograr esto, lo que sucedió fue que la Fed decidió reducir la tasa de interés preferencial interbancaria, denominada “fed funds rate” por el medio del cual los bancos privados se prestan fondos entre sí. La tasa de interés fue bajada de un 6.25% en el año 2001, a una increíble cifra de tan solo 1.75%; luego fue reducida aún más en los siguientes años hasta llegar al 1%. Al mismo tiempo, agregados monetarios que analizan la oferta del dinero como M2 fueron incrementando un 10% año tras año, lo que reflejaba la impresionante expansión monetaria y del crédito que embarco la Reserva Federal. Lawrence H. White, experto en temas bancarios y monetarios explica que “In the recession of 2001, The Federal Reserve System, under Chairman Alan Greenspan, began aggressively easing U.S. monetary policy. There is more than one method for judging whether monetary policy is too tight or too easy, but all indicators point toward excessive ease at the beginning of 2001. Year-over-year growth in the M2 monetary aggregate rose briefly above 10% and remained above 8% entering the second half of 2003. The Fed repeatedly lowered its target for the federal funds interest rate until it reached a record low. The rate began in 2001 at 6.25% and ended the year at 1.75%. It was reduced further in 2002 and 2003; in mid-2003, it reached a record low of 1%, where it stayed for one year”[2]. Los siguientes gráficos demuestran de forma visual, lo fuerte que fue el intervencionismo por parte de las autoridades monetarias de los Estados Unidos en expandir el crédito y reducir la tasa de interés:fed M2

FED FUNDS RATE

Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis (USA)

Cómo se puede observar en los gráficos, la expansión monetaria y la reducción artificial de las tasas de interés son muy claras tal como explicó Lawrence White. Pronto, esta expansión del crédito de manera artificial, sumado con regulaciones estatales, encontró en el mercado hipotecario, el lugar ideal para que el período de auge o boom se pusiera de manifiesto, tal como predice la teoría del ciclo económico expuesta por Mises. Los siguientes gráficos demuestran que la expansión artificial del crédito y la reducción de tasas de interés tuvo su influencia en el mercado de bienes raíces. El primer gráfico hace referencia a las tasas de interés de las hipotecas con un período de amortización de 30 años, y el segundo gráfico refleja el boom en construcción de nuevas viviendas, donde se puede apreciar que el boom coincidió con la expansión monetaria llevada a cabo por la reserva federal.

30 yr fixed

total construction

Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis (USA)

Lawrence White, explica de forma muy contundente, como la expansión crediticia y la baja en la tasa de interés tuvieron su efecto de auge o boom en el mercado de bienes raíces en los Estados Unidos. Según White, “This new demand bubble went heavily into real estate. From mid 2003 to mid 2007, while the dollar volume of final sales of goods and services was growing at 5 percent to 7.5 percent annually, real estate loans at commercial banks were growing at 10-17 percent. The rapidly growing volume of mortgage lending pushed up the inflation adjusted sales prices of existing houses and encouraged the construction of new housing on undeveloped land, in both cases absorbing the increased dollar volume of mortgages”[3]. Y prosigue Lawrence White con un punto clave en el desarrollo del boom inmobiliario: Because real estate is an especially long lived asset, it’s market value is especially boosted by low interest rates”[4]. Este último análisis por parte de Lawrence White respecto a cómo la expansión crediticia y las tasas de interés bajas afectan particularmente el valor de mercado de activos de larga vida, es perfectamente ilustrado en el siguiente gráfico que muestra la cantidad de hipotecas creadas por los bancos comerciales privados durante el período del boom:

real estate loans

Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis (USA)

Por supuesto, como en todo ciclo económico, el boom tiene que terminar en un bust. Las autoridades monetarias de la reserva federal al observar que el índice de precios al consumidor (IPC) se apreciaba y al ver que la economía estaba experimentando el fenómeno que los economistas denominan “overheating”, deciden contraer la expansión monetaria, subir la tasa de interés interbancaria, propiciando la caída del ciclo económico. Esta caída en el ciclo económico es lo que propicia la crisis financiera al declararse insolventes gigantes bancos de inversión como Lehman Brothers, Citigroup, Merryl Lynch, al igual que aseguradoras como American International Group (AIG). Al igual que se utilizó los gráficos anteriores para visualizar la reducción en las tasas de interés interbancaria o “federal funds rate” y el gasto total en construcción inmobiliaria, se puede observar de igual manera como la tasa de interés ha subido cuando las autoridades monetarias sospechan que la inflación está en alza. Para complementar los anteriores gráficos incluyo el que representa el índice de precios al consumidor:

consumer price index

Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis/U.S. Bureau of Labor Statistics (USA)

Como se puede observar tanto mediante el análisis económico-histórico, así como en la data proveniente de gráficos ilustrativos, es innegable que la política monetaria de la Fed cumplió un rol primordial en la creación del período de auge durante este ciclo económico. La crisis subprime es un excelente caso histórico para aplicar las enseñanzas que nos brinda la teoría austriaca del ciclo económico expuesta por Mises, Hayek y Rothbard, y también para sepultar el mito de que las crisis financieras y económicas son fenómenos inherentes en la inestabilidad de los mercados, como sugiriera en su momento John Maynard Keynes y hoy en día economistas como Paul Krugman.

Citas:

[1] Ludwig von Mises, The Theory of Money and Credit., Liberty Press/Liberty Classics, 1981, p.482.

[2] Lawrence H. White, Monetary Policy and the Financial Crisis. Boom and Bust Banking: The Causes and Cures of the Great Recession. Edited by David Beckworth, The Independent Institute. Oakland, California.

[3] Lawrence H. White, Op. Cit. Boom and Bust Banking: The Causes and Cures of the Great Recession. Edited by David Beckworth, The Independent Institute. Oakland, California

[4] Lawrence H. White, Op. Cit. Boom and Bust Banking: The Causes and Cures of the Great Recession. Edited by David Beckworth, The Independent Institute. Oakland, California

Advertisements

3 thoughts on “La Banca Central y El Ciclo Económico II: La Crisis Subprime

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s