¿Es el Socialismo Posible?

Socialism - Mises

Un hombre que elige entre beber un vaso con leche y un vaso con cianuro de potasio no elige entre dos bebidas, elige entre la vida y la muerte. Una sociedad que elige entre el capitalismo y el socialismo no está eligiendo entre dos sistemas sociales; elige entre la cooperación social y la desintegración de la sociedad. El Socialismo no es una alternativa al Capitalismo; es una alternativa a cualquier sistema en el que los hombres y mujeres pueden vivir como seres humanos” – Ludwig von Mises

            Cuando se analizan sistemas económicos y sociales a lo largo de la historia, generalmente la discusión se centra sobre qué tipo de sistema permite la coordinación social y la realización del individuo. Uno de estos sistemas que se analizan y que además son propuestos es el Socialismo, todo esto a pesar de que históricamente la aplicación de las ideas socialistas han resultado en un rotundo fracaso, generando descoordinación social, caos y miserias entre la sociedad.

No es de extrañar, sin embargo, que los individuos de la sociedad clamen a sus gobernantes a favor de la aplicación medidas socialistas, ya que el sistema actual mal llamado capitalismo ha fracasado rotundamente gracias al intervencionismo estatal en distintas esferas del orden social que conlleva el mercado. Que el capitalismo-clientelista o “crony capitalism” que impera en el orden social sea un rotundo fracaso, no implica que la solución a los problemas que produce el intervencionismo estatal, sea resuelto con un intervencionismo en la totalidad de los recursos y actividades humanas.

Es preciso por esta razón, explicar por qué el socialismo es una imposibilidad. Para esto, me refiero al análisis económico que provee la escuela austríaca de economía. Para los economistas austriacos como Ludwig von Mises y Friedrich Hayek, solamente los mercados no intervenidos pueden enviar las señales necesarias sobre la escasez relativa cuando ciertas normas institucionales están implementadas como son el derecho de propiedad y el imperio de la ley (rule of law).

Mises, en su obra El Socialismo: Un análisis económico, sociológico y ético explicó que el gran problema del socialismo propiamente definido como la abolición del derecho de propiedad, es que el cálculo económico que realizan los emprendedores e individuos para determinar ganancias y pérdidas contables resulta imposible. Esto es lo que los teóricos de la escuela austriaca denominan como el argumento sobre la “imposibilidad del socialismo”. La imposibilidad del socialismo se puede resumir de la siguiente manera:

  1. Sin el derecho de propiedad privada en los recursos y medios de producción, no existirá un mercado para dichos recursos y medios de producción.
  2. Sin un mercado existente, no puede haber precios monetarios que transmitan información necesaria para la coordinación entre individuos de la sociedad.
  3. Sin la existencia de precios monetarios que reflejen la escasez de los bienes de capital, los agentes económicos no podrán obtener la información necesaria para tomar sus decisiones económicas y sociales.

Por su parte, Hayek, quien fuera discípulo de Mises y ganador del premio nobel de economía en el año 1974, ofreció una explicación sobre la imposibilidad del socialismo complementaria a Mises basado en lo que los economistas austriacos denominan “el problema del conocimiento”. Hayek, en su gran artículo El uso del conocimiento en la sociedad y también  en su libro La Fatal Arrogancia”, explicó que el socialismo por definición implica que una autoridad estatal planifique de forma central las actividades de los miembros de la sociedad, algo que es imposible, ya que dicha planificación central, llámese dictador, gobierno central etc, no puede hacerse con la información necesaria para lograr la coordinación social que rige en el mercado. Dicha información es siempre tácita, únicamente descubierta mediante el proceso empresarial de mercado, que se ve reflejada en los precios, y como se presentó anteriormente, sin precios de mercado, no existe tal información por lo cual el socialismo es imposible desde el punto teórico y práctico.

Una vez entendido que el socialismo es una utopía, no debe de sorprender la situación que se vive en países donde el socialismo impera. Tenemos el caso de Venezuela por ejemplo, donde no existe el respeto hacia el derecho de propiedad, donde la hiperinflación monetaria y el gasto público desorbitado han devaluado la calidad de vida de sus ciudadanos, y donde los controles de precios no permiten que los bienes, productos y servicios reflejen las condiciones del mercado, provocando caos, escasez y la desintegración de la sociedad que tanto Mises y Hayek claramente expusieron varias décadas atrás y que hoy en día son de una relevancia importante.

Nuestro deber cómo defensores de la libertad y de los principios de la sociedad abierta ha de ser la de promover las ideas que limitan el intervencionismo estatal y las medidas socialistas en nuestras vidas a favor de principios, normas e instituciones que promueven la cooperación voluntaria y el orden social que conlleva el mercado.

the fatal conceit hayek

           

Advertisements

6 thoughts on “¿Es el Socialismo Posible?

  1. el mundo Lo que nesecita son dirigentes onestos que administren sin robarse Lo que alos pueblos pertenese. No importa Si este sistema sele lame Como sele llame. No SE puede ni SE debe seguir con politicas. De capitalismo en el el que unos Pocos Lo tienen todo, y los trabajadores no tienen nada. Ni con un socialismo onde los dirigentes politicos y sus sercanos asociados SE rroben todo y dejan a las mayorias viviendo vidas miserables; todo la riquesa que brinda la mano de obra y los recursos naturals de estado debe de administrarse en fabor de todos en una forma equitatiba, a trabes de bijilancias por comitees al servisio de las sociedades en function social.

  2. Muchas gracias por tu comentario, Mauricio. Concuerdo contigo, el problema sin embargo radica en la naturaleza de la politica. Es como decia el economista austriaco Hans Sennholz “Confiarle el dinero al gobierno es como confiarle un canario a un gato hambriento”

    Los gobernantes y la clase politica se encuentran con los mismos incentivos que se presentan a las personas comun y corriente en el Mercado, es decir, trabajan para beneficiar su propio interes. Por esto es de suma importancia limitar el tamano e influencia del gobierno en nuestras vidas. Te recomiendo leer la obras de Buchanan, Tullock, Boettke sobre Public Choice.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s